Período de los Tres Reinos de China y el ascenso de Xianbei en el año 229 d.C.

Período de los Tres Reinos de China y el ascenso de Xianbei en el año 229 d.C.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Yan (tres reinos)

Yan (燕 國) fue un reino chino que existió desde el 237 de julio hasta el 238 de septiembre de nuestra era en la península de Liaodong durante lo que se conoce como el período de los Tres Reinos. [1] [3] Su predecesor fue un régimen independiente gobernado por Gongsun Du y su hijo Gongsun Kang desde 190 hasta 237. Aunque solo reclamó la independencia en 237, historiadores como Wang Zhongshu y Hou Tao lo consideran un independiente de facto régimen de cuando Gongsun Du estableció su gobierno en Liaodong en 190. [4] [5] Aunque existió durante el período de los Tres Reinos, no era uno de los tres reinos del mismo nombre: (Wei, Shu y Wu). Sin embargo, escritores como Kang Youwei lo consideran un "cuarto país". [6]


Historia del mundo antiguo

Pero la unidad era frágil porque el gobernante fundador dividió su reino entre sus 25 hijos a su muerte, dando a cada uno un principado bajo el control nominal de su heredero principal.

Los príncipes y otros nobles pronto se enfrentaron en la guerra civil, y uno de ellos pidió ayuda a los nómadas del norte de Xiongnu (Hsiung-nu). El jefe de Xiongnu afirmó descender de una princesa Han, se llamó a sí mismo Liu Yuan, y nombró la región de Shanxi (Shansi) que controlaba Han, pero luego cambió su nombre a Zhao (Chao).


Las fuerzas de Liu Yuan y # 8217 saquearon las dos capitales antiguas, Chang & # 8217an (Ch & # 8217ang-an) y Luoyang (Loyang), quemando la biblioteca imperial de la dinastía Han. La corte de Jin huyó al sur en 316 y estableció una nueva capital en Nanjing (Nanking), que había sido capital del estado de Wu durante el período de los Tres Reinos en China.

El año 316 marcó la división de China en dos mitades que duró hasta 589. Se la llamó la era de las dinastías del Norte y del Sur. El dominio chino fue reemplazado en el norte de China, que se convirtió en el campo de batalla de diferentes grupos nómadas, los Xiongnu, los Xianbei (Hsien-pei), ambos de etnia turca, y los Toba (T & # 8217o-pa), que eran étnicamente tungusticos.

En 387, los Xiongnu intentaron conquistar el sur, pero el terreno acuático del sur no era adecuado para su caballería, y fueron rechazados de manera decisiva en la batalla de Feishui (Fei Shui) en la moderna provincia de Anhui (Anhwei).

Como resultado, la situación entre el norte y el sur quedó estancada. En 386, un nuevo grupo nómada del noreste derrotó tanto a Xiongnu como a Xianbei y estableció la dinastía Wei del Norte en el norte de China que duró hasta 557.

Los gobernantes tungusticos de la dinastía Wei del Norte establecieron por primera vez su ciudad capital en Datong (Tatung) en la moderna provincia de Shanxi, un lugar lógico para una dinastía nómada porque estaba ubicada cerca de la Gran Muralla China.

Guerreros feroces (se estimaba que la población toba no era más de 200.000 personas), sin lenguaje escrito y una cultura primitiva, los Toba pronto abrazaron el budismo y ordenaron la excavación de extensos templos en cuevas en las afueras de Datong en un sitio llamado Yungang (Yunkang). También abrazaron la cultura china con entusiasmo.


En 494, el norte de Wei trasladó la capital a Luoyang para estar cerca del corazón de la cultura china y ordenó la excavación de otra serie de cuevas dedicadas al culto budista en un sitio llamado Longmen (Lungmen).

Al mismo tiempo, el gobierno también prohibió al pueblo toba usar su ropa tradicional o usar sus títulos tribales, ordenándoles adoptar apellidos chinos y hablar chino en su lugar.

Algunas personas Toba se rebelaron contra la sinización, que dividió la dinastía en dos reinos rivales de corta duración llamados Eastern Wei y Western Wei, que fueron seguidos por Northern Qi (Ch & # 8217i) y Northern Zhou (Chou).

Ninguna de las dinastías que siguieron al Wei del Norte gobernó todo el norte de China. La era de la división terminó en el 581 d.C. cuando un general de Zhou del Norte, Yang Jian (Yang Chien), usurpó el trono y pasó a unificar el norte y el sur bajo su nueva dinastía, los Sui.

Mientras tanto, en el sur de China, desde el valle del río Yangtze hacia el sur, se sucedieron cinco dinastías. Fueron Jin (Chin), 317 & # 8211419 Liu Song (Sung), 420 & # 8211477 Qi (Ch & # 8217i), 479 & # 8211501 Liang, 502 & # 8211556 y Chen (Ch & # 8217en), 557 & # 8211587. Nanjing fue la capital de los cinco.

Hubo una inmigración a gran escala de norteños al sur de China durante la Era de la División. Los refugiados que huyeron de los nómadas llevaron los refinamientos y la cultura avanzada del norte al sur de China y absorbieron a las poblaciones aborígenes en la cultura china dominante.

Así, mientras que el sur de China era una región fronteriza durante los Han y un lugar de exilio para funcionarios y convictos, a fines del siglo VI d.C. se había desarrollado y avanzado económicamente.

Culturalmente, el cambio más notable durante la Era de la División fue el fenomenal crecimiento del budismo en China, una religión india que entró por primera vez en China durante el comienzo de la dinastía Han del Este (25 & # 8211220 d. C.), traída por misioneros y comerciantes a lo largo de Silk La carretera.

Mientras avanzaba, el budismo había seguido siendo una religión exótica de extranjeros y algunos chinos durante la dinastía Han. El confucianismo como ideología estatal colapsó con la caída de la dinastía Han. Las religiones primitivas de los nómadas del norte de China tenían poco que ofrecer frente a la atractiva teología del budismo y sus majestuosos rituales y ceremonias.

Así, un gobernante nómada declaró en 335: "Nacimos fuera de las marchas y, aunque somos indignos, hemos cumplido con nuestro destino designado y gobernamos a los chinos como su príncipe. Buda, que es un dios bárbaro, es a quien debemos adorar. ". Los súbditos chinos de los nómadas también abrazaron el budismo como consuelo en tiempos de problemas y por sus enseñanzas atractivas y universalistas.

La adhesión al budismo hizo que los gobernantes nómadas fueran menos crueles con sus súbditos chinos y construyó puentes entre gobernantes y gobernados. El budismo también se volvió dominante en el sur de China porque sus enseñanzas mitigaron el dolor del exilio de los refugiados del norte y debido a su teología, que respondió preguntas que el confucianismo y otras escuelas de pensamiento chinas no abordaron.

De manera similar, el caos y el colapso del confucianismo como ideología estatal durante la Era de la División reavivó el interés por el taoísmo (taoísmo), permitiendo que algunos intelectuales desilusionados se refugiaran en una filosofía escapista.

En busca de la longevidad y la inmortalidad, algunos taoístas eruditos ahondaron para aprender sobre las propiedades de los elementos y las plantas y produjeron una vasta farmacopea. El taoísmo popular se enriqueció como resultado de tomar prestadas ceremonias e instituciones monásticas del budismo.

La Era de la División fue políticamente un período terriblemente caótico en la historia de China. Sin embargo, intelectualmente no fue una época oscura, principalmente debido al rápido crecimiento del budismo, que contribuyó enormemente a la civilización china. Los nómadas se sinizaron rápidamente y los matrimonios mixtos entre chinos de clase alta urbana del norte y nómadas nivelaron sus diferencias.


Tendencias intelectuales y religiosas

La agitación social y política de finales del siglo II y III d. C. estuvo acompañada de una intensa actividad intelectual. Durante el período Han, el confucianismo se adoptó lentamente como ideología y gradualmente llegó a proporcionar las normas, la moral y el ritual y el comportamiento social oficialmente aceptados que regulan las relaciones entre el gobernante y el súbdito.

Sin embargo, a principios del siglo III, el confucianismo había perdido su prestigio: obviamente no había logrado salvar al imperio de la desintegración ni salvaguardar los privilegios de la élite gobernante. Los miembros decepcionados de la clase académica-oficial empezaron a buscar en otra parte. Así, varias escuelas de pensamiento casi olvidadas revivieron en el siglo III: el legalismo, con su insistencia en medidas duras, pretendía restablecer la ley y el orden, el mohismo y la antigua escuela de lógicos (dialécticos) y, sobre todo, un renovado interés en el taoísmo y sus primeros filósofos, Laozi y Zhuangzi. En general, este movimiento no significó un retorno al antiguo quietismo taoísta y, en consecuencia, un rechazo del confucianismo. Con el colapso de la elaborada doctrina escolástica que había formado la ideología oficial Han, el confucianismo se había visto privado de su superestructura metafísica, y este vacío ahora se llenaba con todo un conjunto de ideas y especulaciones filosóficas, en gran parte de origen taoísta.

Dentro de este movimiento, dos tendencias llegaron a dominar la vida intelectual de la minoría culta. Uno de ellos estaba estrechamente relacionado con los asuntos prácticos del gobierno y destacaba la importancia de los deberes sociales, el ritual, la ley y el estudio de las características humanas. Esta mezcla de nociones confucianas y legalistas se denominó mingjiao, “La doctrina de los nombres” (“nombres” en el antiguo lenguaje confuciano que designa las diversas funciones sociales —padre, gobernante, súbdito, etc.— que un individuo podría tener en la sociedad). La otra tendencia estuvo marcada por un profundo interés por los problemas ontológicos y metafísicos: la búsqueda de un sustrato permanente (llamado ti, "Sustancia") detrás del mundo del cambio (llamado yong, "Función"). Partió de la suposición de que todos los fenómenos limitados temporal y espacialmente, cualquier cosa "nombrable", todo movimiento, cambio y diversidad en resumen, todo "ser", es producido y sostenido por un principio impersonal, que es ilimitado, innombrable, inmóvil, inmutable. y no diversificado. Este importante movimiento, que encontró su apoyo bíblico tanto en fuentes taoístas como en fuentes confucianas drásticamente reinterpretadas, fue conocido como Xuanxue ("Aprendizaje oscuro"), llegó a reinar supremo en los círculos culturales, especialmente en Jiankang durante el período de división, y representó el tendencia más abstracta, ajena al mundo e idealista en el pensamiento chino medieval temprano.

Sin duda, los defensores de Xuanxue todavía se consideraban verdaderos confucianos. Para ellos, Confucio no era simplemente el gran maestro que había fijado las reglas del comportamiento social para todos los tiempos, sino el sabio iluminado que había reconocido interiormente la realidad última, pero había guardado silencio al respecto en sus enseñanzas mundanas, sabiendo que estos misterios no podían. expresarse en palabras. Por lo tanto, se suponía que su doctrina era un expediente, un mero conjunto de reglas ad hoc destinadas a responder a las necesidades prácticas de la época. Este concepto de "santidad oculta" y el carácter "conveniente" de las enseñanzas canónicas llegaron a desempeñar un papel muy importante en el budismo de clase alta.

A veces se hace referencia a Xuanxue con el término neo-taoísmo, pero esto confunde el tema. Fue creado y destinado a literatos y funcionarios académicos, no a maestros taoístas y ermitaños. Las teorías de pensadores como Ji Kang (224-262), quienes, con su búsqueda de la inmortalidad y su extremo antiespiritismo, estaban mucho más cerca del espíritu del taoísmo, difícilmente pertenecen a la esfera de Xuanxue, y el mayor autor taoísta de este libro. período, Ge Hong (c. 283–343), se opuso claramente a estas especulaciones místicas.

La popularidad de Xuanxue estaba estrechamente relacionada con la práctica de la "conversación pura" ( qingtan), un tipo especial de discurso filosófico muy en boga entre la clase alta culta desde el siglo III en adelante. En la primera fase, el tema principal de dicha discusión, una crítica muy formalizada de las cualidades personales de conocidos contemporáneos, todavía tenía una función concreta en la vida política (la "caracterización" de las personas era la base de la recomendación de los clientes para puestos oficiales y había reemplazado en gran medida a los métodos anteriores de selección de funcionarios mediante exámenes judiciales). Sin embargo, en el siglo IV qingtan Los encuentros se habían evaporado en un pasatiempo refinado y altamente exclusivo de la élite aristocrática, una especie de salón en el que “caballeros elocuentes” expresaban algún tema filosófico o artístico con palabras elegantes y abstrusas. Es obvio que gran parte de Xuanxue se había divorciado de las realidades de la vida y había tenido un escape de ella.

El verdadero confucianismo había perdido gran parte de su influencia. En el norte, los gobernantes bárbaros aún no sinizados estaban interesados ​​en el confucianismo principalmente como un sistema de ritual de la corte ideológicamente, estaban más atraídos por los poderes mágicos de los maestros budistas y taoístas. En el sur, los desilusionados exiliados aristocráticos, condenados por las circunstancias a llevar una vida de elegante inactividad, tenían poco uso de una doctrina que predicaba los deberes del gobierno y la regulación de la sociedad humana como sus más altas metas, aunque muchas familias preservaron el saber confuciano y se aferraron a las costumbres confucianas. En este período de división interna y debilidad política, el confucianismo tuvo que hibernar poco después de que los Sui reunieran el imperio, se despertaría de nuevo.


Período de los Tres Reinos de China y el ascenso de Xianbei en el año 229 d.C. - Historia

La parte anterior, & # 8220 no oficial & # 8221 del período, de 190 a 220, estuvo marcada por caóticas luchas internas entre los señores de la guerra en varias partes de

Aunque relativamente corto, este período histórico se ha idealizado en gran medida en la

, junto con las anotaciones posteriores del texto de Pei Songzhi.

El período de los Tres Reinos es uno de los más sangrientos de

Incluso después de tener en cuenta las posibles inexactitudes de estos informes censales, un gran porcentaje de la población fue aniquilada durante las constantes guerras libradas durante este período.

La tecnología avanza significativamente durante este período.

Colapso del poder dinástico

Lo que tradicionalmente se considera el comienzo del Período & # 8220 no oficial & # 8221 de los Tres Reinos es la Rebelión del Turbante Amarillo liderada por Zhang Jiao en 184. La revuelta de un año devastó el norte de China, ya que la secta religiosa de Zhang, el Camino de la Paz, luchó contra el debilitado Imperio Han, cuyo ejército estaba dirigido por He Jin. El Camino de la Paz estaba compuesto principalmente por agricultores que habían sufrido mucho bajo el sistema de gobierno corrupto y, por lo tanto, Zhang Jiao los convirtió fácilmente para crear un & # 8220 mundo nuevo y pacífico & # 8221. La rebelión terminó cuando Zhang Jiao murió de una enfermedad, pero el El caos provocado por la rebelión, cuando se combinó con los desastres naturales que habían invadido China en el mismo período, desestabilizó a la dinastía Han y la condenó a caer. La rebelión también hizo que el gobierno central aumentara la concesión del poder militar de los gobiernos locales, que es una de las causas del período de guerra que siguió.

La serie de eventos que llevaron al colapso del poder dinástico y al surgimiento de Cáo Cāo son extremadamente complejas. La muerte del emperador Ling en mayo de 189 condujo a una regencia inestable bajo el general en jefe He Jin y renovó la rivalidad entre las facciones de los eunucos y la burocracia civil regular. Tras el asesinato de He Jin, su principal aliado, el coronel-teniente de retenedores Yuan Shao, dirigió una masacre de eunucos en los palacios imperiales de Luoyang. Este evento motivó la invitación del general fronterizo Dong Zhuo para ingresar a Luoyang desde el límite noroeste de China. En ese momento, China se enfrentó a los poderosos bárbaros de la tribu Qiang al noroeste y, por lo tanto, Dong Zhuo controlaba un gran ejército con entrenamiento de élite. Cuando llevó el ejército a Luoyang, pudo dominar fácilmente a los ejércitos existentes de ambos lados y tomó el control de la corte imperial, marcando el comienzo de un período de guerra civil en China.

Dong Zhuo luego manipuló la sucesión para que el futuro emperador Xian pudiera tomar el trono en lugar de su medio hermano mayor. Dong Zhuo, aunque ambicioso, deseaba genuinamente un emperador más capaz. De camino a Luoyang, se encontró con un pequeño equipo de soldados que protegían a los dos hijos del emperador Ling que huían de la zona de guerra. En el encuentro, Dong Zhuo actuó con arrogancia y amenaza, haciendo que el medio hermano mayor se paralizara de miedo, el hermano menor, el futuro emperador Xian, respondió con calma con autoridad y ordenó a Dong Zhuo que protegiera a la familia real con su ejército para regresar a la Corte imperial.

Si bien Dong Zhuo originalmente quería restablecer la autoridad del Imperio Han y manejar todo el conflicto político de manera adecuada, su capacidad política resultó ser mucho peor que su liderazgo militar. Su comportamiento se volvió cada vez más violento y autoritario, ejecutando o enviando al exilio a todos los que se le oponían, y mostraba cada vez menos respeto al Emperador. Ignoró toda la etiqueta real y llevó armas abiertamente a la corte imperial con frecuencia. En 190 se formó una coalición dirigida por Yuan Shao entre casi todas las autoridades provinciales de las provincias orientales del imperio contra Dong Zhuo. La creciente presión de la derrota repetida en la línea del frente sur contra las fuerzas de Sun Jian llevó al Emperador Han y más tarde al propio Dong Zhuo al oeste hacia Chang & # 8217an en mayo de 191.

Dong Zhuo una vez más demostró sus deficiencias políticas al obligar a millones de residentes de Luoyang a emigrar a Chang & # 8217an. Luego prendió fuego a Luoyang, impidiendo la ocupación por parte de sus enemigos y destruyendo la ciudad más grande de China en ese momento. Además, ordenó a su ejército que masacrara a toda una aldea de civiles. Los soldados decapitaron a civiles y llevaron sus cabezas a Chang & # 8217an para lucirlas como trofeos de guerra, fingiendo haber tenido una gran victoria contra sus enemigos. Un año después, Dong Zhuo fue asesinado en un golpe de estado por Wang Yun y Lü Bu.

Ascenso de Cao Cao:

En 191, se habló entre la coalición de nombrar emperador a Liu Yu, un pariente imperial, y gradualmente sus miembros comenzaron a separarse. La mayoría de los señores de la guerra en la coalición, con algunas excepciones, buscaron el aumento del poder militar personal en tiempos de inestabilidad en lugar de desear seriamente restaurar la autoridad de la dinastía Han. El imperio Han se dividió entre varios caudillos regionales. Yuan Shao ocupó el área norte de Ye y extendió su poder, al apoderarse de su superior Han Fu con engaños e intimidación, al norte del río Amarillo contra Gongsun Zan, que ocupaba la frontera norte. Cáo Cāo, directamente al sur de Yuan, estaba involucrado en una lucha contra Yuan Shu y Liu Biao, quienes ocuparon respectivamente la cuenca del río Huai y las regiones del Yangzi Medio. Más al sur, el joven señor de la guerra Sun Ce, que asumió el poder después de la prematura muerte de Sun Jian, estaba estableciendo su gobierno en el Bajo Yangzi, aunque como subordinado de Yuan Shu. En el oeste, Liu Zhang tenía la provincia de Yizhou, mientras que Hanzhong y el noroeste estaban controlados por una variada colección de pequeños señores de la guerra como Ma Teng de Xiliang, el puesto original de Dong Zhuo.

Dong Zhuo, confiado en su éxito, fue asesinado por su propio hijo adoptivo, Lu Bu, y su suegro Wang Yun. Lu Bu, a su vez, fue atacado por los seguidores de Dong Zhuo, Li Jue, Guo Si, Zhang Ji (Zhang Xiu y tío) y Fan Chou. Wang Yun y toda su familia fueron ejecutados. Lu huyó a Zhang Yang, un señor de la guerra del norte, y permaneció con él por un tiempo antes de unirse brevemente a Yuan Shao, pero estaba claro que Lu Bu era demasiado independiente para servir a otro.

En agosto de 195, el emperador Xian huyó de la tiranía de Li Jue en Chang & # 8217an e hizo un peligroso viaje al este de un año en busca de seguidores. Para 196, cuando fue recibido por Cao Cao, la mayoría de los pequeños contendientes por el poder habían sido absorbidos por los más grandes o destruidos. Este es un movimiento extremadamente importante para Cao Cao con la sugerencia de su asesor principal, Xun Yu, comentando que al apoyar al auténtico Emperador, Cao Cao tendría la autoridad legal formal para controlar a los otros señores de la guerra y obligarlos a cumplir para restaurar. la dinastía Han.

Cao Cao, cuya zona de control fue la precursora del Reino de Wei, había levantado un ejército en el invierno de 189. En varios movimientos estratégicos y batallas, controló la provincia de Dui y derrotó a varias facciones de los rebeldes del Turbante Amarillo. Esto le valió la ayuda de otros ejércitos locales controlados por Zhang Miao y Chen Gong, quienes se unieron a su causa para crear su primer ejército considerable. Continuó el esfuerzo y absorbió aproximadamente 300,000 turbantes amarillos en su ejército, así como una serie de grupos militares basados ​​en clanes particulares del lado este de la provincia de Qing. En 196 estableció una corte imperial en Xuchang y desarrolló colonias agrícolas militares (tuntian) para apoyar a su ejército. Aunque el sistema impuso un fuerte impuesto a los agricultores civiles contratados (40% a 60% de la producción agrícola), los agricultores estaban más que complacidos de poder trabajar con relativa estabilidad y protección militar profesional en una época de caos. Más tarde se dijo que esta era su segunda política importante para el éxito.

En 194, Cao Cao fue a la guerra con Tao Qian de Xuzhou, cuyos oficiales habían ejecutado a toda su familia. Tao Qian recibió el apoyo de Liu Bei y Gongsun Zan, pero incluso entonces, parecía que las fuerzas superiores de Cao Cao invadirían Xuzhou por completo. Sin embargo, Cao Cao recibió la noticia de que Lu Bu se había apoderado de la provincia de Yan en ausencia de Cao Cao y, por lo tanto, se retiró, poniendo fin a las hostilidades con Tao Qian por el momento. Tao Qian murió ese mismo año, dejando su provincia a Liu Bei. Un año después, en 195, Cao Cao logró expulsar a Lu Bu de Yan. Lu Bu huyó a Xuzhou y fue recibido por Liu Bei, y comenzó una alianza incómoda entre los dos.

En el sur, Sun Ce, entonces un general independiente al servicio de Yuan Shu, derrotó a los señores de la guerra de Yangzhou, incluidos Liu Yao, Wang Lang y Yan Baihu. La velocidad con la que Sun Ce logró sus conquistas lo llevó a su apodo, & # 8220Little Conqueror & # 8221 (小霸王), una referencia al difunto Xiang Yu. En 197, Yuan Shu, que estaba en desacuerdo con Cao Cao, Yuan Shao y Liu Bei, se sintió seguro de la victoria con las conquistas de sus subordinados y, por lo tanto, se declaró emperador de la dinastía Cheng. Sin embargo, la medida fue un error táctico, ya que provocó la ira de muchos señores de la guerra en todo el país, incluido el subordinado de Yuan Shu, Sun Ce, quien le había aconsejado a Yuan Shu que no hiciera tal movimiento. Cao Cao dio órdenes a Sun Ce para que atacara a Yuan Shu. Sun Ce obedeció, pero primero convenció a Cao Cao para que formara una coalición contra Yuan Shu, de la cual Liu Bei y Lu Bu eran miembros. Atacado por todos lados, Yuan Shu fue derrotado y huyó a la clandestinidad.

Posteriormente, Lu Bu traicionó a Liu Bei y se apoderó de Xuzhou, formando una alianza con las fuerzas remanentes de Yuan Shu. Liu Bei huyó a Cao Cao, quien lo aceptó. Pronto, se hicieron los preparativos para un ataque a Lu Bu, y las fuerzas combinadas de Cao Cao y Liu Bei sitiaron a Xia Pi. Los oficiales de Lu Bu & # 8217 lo abandonaron, las fuerzas de Yuan Shu & # 8217 nunca llegaron como refuerzos, y fue atado por sus propios oficiales Song Xian y Wei Xu y ejecutado junto con muchos de sus oficiales. Por lo tanto, el hombre conocido como el guerrero más poderoso de la tierra ya no existía.

En 200, Dong Cheng, un oficial de la Corte Imperial, recibió un edicto secreto del Emperador para asesinar a Cao Cao. Colaboró ​​con Liu Bei en este esfuerzo, pero Cao Cao pronto se enteró del complot e hizo ejecutar a Dong Cheng y sus co-conspiradores, y solo Liu Bei sobrevivió y huyó al Yuan Shao en el norte.

Después de asentarse en las provincias cercanas, incluida una rebelión liderada por ex Turbantes Amarillos y asuntos internos con la corte, Cao Cao dirigió su atención al norte hacia Yuan Shao, quien él mismo había eliminado a su rival del norte, Gongsun Zan, ese mismo año. Yuan Shao, él mismo de mayor nobleza que Cao Cao, reunió un gran ejército y acampó a lo largo de la orilla norte del río Amarillo.

En 200, después de ganar una batalla decisiva contra Liu Biao en Shaxian y sofocar las rebeliones de Xu Gong y otros, Sun Ce fue alcanzado por una flecha y herido de muerte. En su lecho de muerte, nombró a su hermano menor, Sun Quan, como su heredero.

Después de meses de planificación, Cao Cao y Yuan Shao se reunieron con fuerza en Guandu. Superando los números superiores de Yuan & # 8217, (los números reales varían en diferentes fuentes, pero Yuan Shao tiene un número manifiestamente superior es universalmente aceptado), Cao Cao lo derrotó decisivamente prendiendo fuego a sus suministros, y al hacerlo paralizó al ejército del norte. Liu Bei huyó a Liu Biao de la provincia de Jing, y muchas de las fuerzas de Yuan Shao fueron destruidas. En 202, Cao Cao aprovechó la muerte de Yuan Shao y la división resultante entre sus hijos para avanzar al norte del río Amarillo. Capturó a Ye en 204 y ocupó las provincias de Ji, Bing, Qing y You. A fines de 207, después de una campaña relámpago contra los bárbaros de Wuhuan, Cao Cao había logrado el dominio indiscutible de la llanura del norte de China.

Red Cliffs y sus secuelas:

En 208, Cao Cao marchó hacia el sur con su ejército con la esperanza de unificar rápidamente el imperio. El hijo de Liu Biao, Liu Cong, rindió la provincia de Jing y Cao pudo capturar una flota considerable en Jiangling. Sin embargo, Sun Quan, el sucesor de Sun Ce en el Bajo Yangzi, continuó resistiendo. Su consejero Lu Su aseguró una alianza con Liu Bei, él mismo un refugiado reciente del norte, y el hermano jurado de Sun Ce, Zhou Yu, fue puesto al mando de la marina de Sun Quan, junto con un oficial veterano de la familia Sun, Cheng. Pu. Sus ejércitos combinados de 50.000 se encontraron con la flota de Cao Cao & # 8217 y la fuerza de 200.000 efectivos en Red Cliffs (chino: 赤壁 Chi Bi) ese invierno. Después de una escaramuza inicial, se puso en marcha un ataque que comenzaba con un plan para prender fuego a la flota de Cao Cao & # 8217 para llevar a una derrota decisiva en Cao Cao, lo que lo obligó a retirarse en desorden hacia el norte. La victoria aliada en Red Cliffs aseguró la supervivencia de Liu Bei y Sun Quan, y sentó las bases para los estados de Shu y Wu.

Después de su regreso al norte, Cao Cao se contentó con absorber las regiones del noroeste en 211 y consolidar su poder. Aumentó progresivamente sus títulos y poder, y finalmente se convirtió en el Príncipe de Wei en 217, un título que le otorgó el emperador títere Han que controlaba. Liu Bei, después de derrotar a los débiles señores de la guerra Jing Han Xuan, Jin Xuan, Zhao Fan y Liu Du, entró en la provincia de Yi y más tarde en 214 desplazó a Liu Zhang como gobernante, dejando a su comandante Guan Yu a cargo de la provincia de Jing. Sun Quan, que en los años intermedios había estado comprometido con las defensas contra Cao Cao en el sureste de Hefei, ahora dirigió su atención a la provincia de Jing y al Yangzi Medio. Las tensiones entre los aliados eran cada vez más visibles. En 219, después de que Liu Bei se apoderara con éxito de Hanzhong de Cao Cao y mientras Guan Yu participaba en el asedio de Fan, el comandante en jefe de Sun Quan, Lu Meng, se apoderó en secreto de la provincia de Jing, y sus fuerzas capturaron y mataron a Guan Yu.

En el primer mes de 220, Cao Cao murió y en el décimo mes su hijo Cao Pi obligó al emperador Xian a abdicar, poniendo así fin a la dinastía Han. Llamó a su estado Wei y se hizo emperador en Luoyang. En 221, Liu Bei se nombró a sí mismo Emperador de Han, en un intento por restaurar la dinastía Han caída. (Su estado es conocido en la historia como & # 8220Shu & # 8221 o & # 8220Shu Han & # 8221.) En el mismo año, Wei otorgó a Sun Quan el título de Rey de Wu. Un año después, las tropas de Shu Han declararon la guerra a Wu y se encontraron con los ejércitos de Wu en la Batalla de Yiling. En Yiling, Liu Bei fue desastrosamente derrotado por el comandante Lu Xun de Sun Quan y obligado a retirarse a Shu, donde murió poco después. Tras la muerte de Liu Bei, Shu y Wu reanudaron las relaciones amistosas a expensas de Wei, estabilizando así la configuración tripartita. En 222, Sun Quan renunció a su reconocimiento del régimen de Cao Pi y, en 229, se declaró emperador en Wuchang.

El dominio del norte pertenecía completamente a Wei, mientras que Shu ocupaba el suroeste y Wu el centro sur y este. Las fronteras exteriores de los estados se limitaron generalmente a la extensión de la civilización china. Por ejemplo, el control político de Shu en su frontera sur estaba limitado por las tribus tai de las modernas Yunnan y Birmania, conocidas colectivamente como los bárbaros del sur (南蠻).


Período de los Tres Reinos de China y el ascenso de Xianbei en el año 229 d.C. - Historia

El período de los Tres Reinos (chino simplificado: & yacute y uacute Chino tradicional: & yacute & oslash Pinyin S & iexclngu & reg) es un período en la historia de China. En un sentido estrictamente académico, se refiere al período comprendido entre la fundación de Wei en 220 y la conquista de Wu por parte de la dinastía Jin en 280. Sin embargo, muchos historiadores y laicos chinos extienden el punto de partida de este período hasta el levantamiento de los turbantes amarillos en 184.

La primera parte, "no oficial" del período, de 190 a 220, estuvo marcada por caóticas luchas internas entre señores de la guerra en varias partes de China. La parte media del período, de 220 a 263, estuvo marcada por un arreglo militarmente más estable entre tres estados rivales, Wei, Han y Wu.

Para distinguir estos estados de los estados anteriores con el mismo nombre, los historiadores antepusieron un carácter: Wei también se conoce como Cao Wei, Han también se conoce como Shu Han, que más tarde se conoció más comúnmente como Shu, y Wu también se conoce como Eastern Wu. . La última parte de este período estuvo marcada por la destrucción de Shu por Wei (263), el derrocamiento de Wei por la dinastía Jin (265) y la destrucción de Wu por Jin (280).

El término "Tres Reinos" en sí mismo es algo así como una mala traducción, ya que cada estado finalmente fue encabezado por un Emperador que reclamó la sucesión legítima de la Dinastía Han, no por reyes. Sin embargo, el término se ha convertido en estándar entre los sinólogos y se utilizará en este artículo.

Aunque relativamente corto, este período histórico se ha idealizado en gran medida en las culturas de China, Japón, Corea y en todo el sudeste asiático. Se ha celebrado y popularizado en óperas, cuentos populares, novelas y, en tiempos más recientes, películas, series de televisión y videojuegos. El más conocido de ellos es sin duda el Romance de los Tres Reinos, un relato ficticio del período que se basa en gran medida en la historia. El registro histórico autorizado de la época es Sanguo Zhi de Chen Shou, junto con las anotaciones posteriores del texto de Pei Songzhi.

El período de los Tres Reinos es uno de los más sangrientos de la historia de China. Un censo de población a finales de la dinastía Han del Este informó una población de aproximadamente 56 millones, mientras que un censo de población a principios de la dinastía Jin Occidental (después de que Jin reunificó a China) informó una población de aproximadamente 16 millones. Incluso teniendo en cuenta las inexactitudes de estos informes del censo, es seguro asumir que un gran porcentaje de la población fue aniquilada durante las constantes guerras libradas durante este período.

Este artículo describirá los principales desarrollos que llevaron al establecimiento de los Tres Reinos y su historia posterior.

Colapso del poder dinástico
La serie de eventos que llevaron al colapso del poder dinástico y al surgimiento de Cao Cao son extremadamente complejas. The death of Emperor Ling in May 189 led to an unstable regency under General-in-chief He Jin and renewed rivalry between the factions of the eunuchs and regular civil bureaucracy. Following the assassination of He Jin, his chief ally the Colonel-Director of Retainers Yuan Shao led a massacre of the eunuchs in the imperial palaces. The ensuing turmoil at the capital allowed the frontier general Dong Zhuo to enter Luoyang from the northwest and take control of the imperial court, ushering in a period of civil war across China.

Dong Zhuo manipulated the succession so that the future Emperor Xian could take the throne in lieu of his elder half-brother. In 190 a coalition led by Yuan Shao was formed in the eastern provinces of the empire against him. The mounting pressure drove the Han Emperor and later Dong Zhuo himself west to Chang'an in May 191. A year later he was killed in a coup d'etat and the Emperor passed through a number of warlords in the years that followed.

The rise of Cao Cao
In 191 there was some talk among the coalition of appointing an emperor of their own, and gradually its members began to fall out. Open warfare broke out as soon as Dong Zhuo left Luoyang. In August 195 Emperor Xian left Chang'an and made a year-long hazardous journey east in search of supporters. By 196, when he was received by Cao Cao, most of the smaller contenders for power had either been absorbed by larger ones or destroyed. The Han empire was divided between a number of regional warlords. Yuan Shao occupied the northern centre of Ye and extended his power north of the Yellow River against Gongsun Zan, who held the northern frontier. Cao Cao, directly to Yuan's south, was engaged in a struggle against Yuan Shu and Liu Biao, who respectively occupied the Huai River basin and Middle Yangzi regions. Further south the young warlord Sun Ce was establishing his rule in the Lower Yangzi. In the west, Liu Zhang held Yizhou province whilst Hanzhong and the northwest was controlled by a motley collection of smaller warlords such as Ma Teng of XiLiang.

Cao Cao, who would become the effective founder of Wei, had raised an army in the winter of 189. He had absorbed some 300,000 Yellow Turbans into his army as well as a number of clan-based military groups. In 196 he established an imperial court at Xuchang and developed military agricultural colonies (tuntian) to support his army. After destroying Yuan Shu in 197, and the eastern warlords L¹ Bu (198) and Liu Bei (199) in rapid succession, Cao Cao turned his attention north to Yuan Shao, who himself had eliminated his northern rival Gongsun Zan that same year.

Following months of planning, the two sides met in force at Guandu in 200. Overcoming Yuan's superior numbers, Cao Cao decisively defeated him and crippled the northern army. In 202, Cao Cao took advantage of Yuan Shao's death and the resulting division among his sons to advance north of the Yellow River. He captured Ye in 204 and occupied the provinces of Ji, Bing, Qing and You. By the end of 207, after a lightning campaign against the Wuhuan people, Cao Cao had achieved undisputed dominance of the North China Plain.

Red Cliffs and its aftermath
Traditional site of Red Cliffs.In 208, Cao Cao marched south with his army hoping to quickly unify the empire. Liu Biao's son Liu Zong surrendered the province of Jing and Cao was able to capture a sizeable fleet at Jiangling. Sun Quan, the successor to Sun Ce in the Lower Yangzi, continued to resist however. His advisor Lu Su secured an alliance with Liu Bei, himself a recent refugee from the north. Their combined armies of 50,000 met Cao Cao's fleet and 200,000-strong force at Red Cliffs that winter. After an initial skirmish, an attack with fireships inflicted a decisive defeat on Cao Cao, forcing him to retreat in disarray back to the north. The allied victory at Red Cliffs ensured the survival of Liu Bei and Sun Quan, and provided the basis for the states of Shu and Wu.

After his return to the north, Cao Cao contented himself with absorbing the northwestern regions in 211 and consolidating his power. He progressively increased his titles and power, eventually becoming King of Wei in 217. Liu Bei entered Yi province and later in 214 displaced Liu Zhang as ruler, leaving his commander Guan Yu in charge of Jing province. Sun Quan, who had in the intervening years being engaged with defenses against Cao Cao in the southeast at Hefei, now turned his attention to Jing province and the Middle Yangzi. Tensions between the allies were increasingly visible. In 219, after Liu Bei successfully seized Hanzhong from Cao Cao and as Guan Yu was engaged in the siege of Fan, Sun Quan's commander-in-chief L¹ Meng secretly seized Jing province.

Tripartite of China
In the first month of 220, Cao Cao died and in the tenth month his son Cao Pi deposed the Emperor Xian and ended the Han Dynasty. He named his state Wei and made himself emperor at Luoyang. In 221, Liu Bei named himself Emperor of Han, in a bid to restore the fallen Han dynasty. (His state is known to history as "Shu" or "Shu-Han".) In the same year, Wei bestowed on Sun Quan the title of King of Wu. A year later, Shu-Han troops declared war on Wu and met the Wu armies at the Battle of Yiling. At Xiaoting, Liu Bei was disastrously defeated by Sun Quan's commander Lu Xun and forced to retreat back to Shu, where he died soon afterward. After the death of Liu Bei, Shu and Wu resumed friendly relations at the expense of Wei, thus stabilizing the tripartite configuration. In 229, Sun Quan renounced his recognition of Cao Pi's regime and declared himself emperor at Wuchang.

Dominion of the north completely belonged to Wei, whilst Shu occupied the southwest and Wu the central south and east. The external borders of the states were generally limited to the extent of Chinese civilization. For example, the political control of Shu on its southern frontier was limited by the Tai tribes of modern Yunnan and Burma, known collectively as the Southern Barbarians .


In terms of manpower, the Wei was by far the strongest, retaining more than 660,000 households and 4,400,000 people within its borders. Shu had a population of 940,000, and Wu 2,300,000. Thus, Wei had more than 58% of the population and around 40% of territory. With these resources, it is estimated that it could raise an army of 400,000 whilst Shu and Wu could manage 100,000 and 230,000 respectively: roughly 10% of their registered populations. The Wu-Shu alliance against the Wei proved itself to be a militarily stable configuration the basic borders of the Three Kingdoms almost unchanging for more than forty years.


In economic terms the division of the Three Kingdoms reflected a reality that long endured. Even in the Northern Song, seven hundred years after the Three Kingdoms, it was possible to think of China as being composed of three great regional markets. (The status of the northwest was slightly ambivalent, as it had links with the northern region and Sichuan). These geographical divisions are underscored by the fact that the main communication routes between the three main regions were all man-made: the Grand Canal linking north and south, the hauling-way through the Three Gorges of the Yangzi linking southern China with Sichuan and the gallery roads joining Sichuan with the northwest. The break into three separate entities was quite natural and even anticipated by such political foresight as Zhuge Liang (see Longzhong Plan )

Consolidation
In 222 Liu Chan rose to the throne of Shu following his father's defeat and death. The defeat of Liu Bei at Yiling ended the period of hostility between Wu and Shu and both used the opportunity to concentrate on internal problems and the external enemy of Wei. For Sun Quan, the victory terminated his fears of Shu expansion into Jing province and he turned to the aborigines of the southeast, whom the Chinese collectively called the "Shanyue" peoples (see Yue). A collection of successes against the rebellious tribesmen culminated in the victory of 234. In that year Zhuge Ge ended a three year siege of Danyang with the surrender of 100,000 Shanyue. Of these, 40,000 were drafted as auxiliaries into the Wu army. Meanwhile Shu were also experiencing troubles with the indigenous tribes of their south. The South-western Yi peoples rose in revolt against Han authority, captured and looted the city of Yizhou. Zhuge Liang, recognising the importance of stability in the south, ordered the advance of the Shu armies in three columns against the Yi. He fought a number of engagements against the chieftain Meng Huo, at the end of which Meng submitted. A tribesman was allowed to reside at the Shu capital Chengdu as an official and the Yi formed their own battalions within the Shu army.


Zhuge Liang's Northern Expeditions
At the end of Zhuge Liang's southern campaign, the Wu-Shu alliance came to fruition and Shu was free to move against north. In 227 Zhuge Liang transferred his main Shu armies to Hanzhong, and opened up the battle for the northwest with Wei. (See Northern Expeditions) The next year, he ordered general Zhao Yun to attack from Ji Gorge as a diversion whilst Zhuge himself led the main force to Qishan. The vanguard Ma Su, however, suffered a tactical defeat at Jieting and the Shu army was forced to withdraw. In the next six years Zhuge Liang attempted several more offensives, but supply problems limited the capacity for success. In 234 he led his last great northern offensive, reaching the Wuzhang Plain south of the Wei River. Due to his untimely death, however, the Shu army was forced once again to withdraw.


Wu and development of the south
In the times of Zhuge Liang's great northern offensives, the state of Wu had always been on the defensive against invasions from the north. The area around Hefei was under constant pressure from Wei after the Battle of Red Cliffs and the scene of many bitter battles. Warfare had grown so intense that many of the residents chose to migrate and resettle south of the Yangzi. After Zhuge Liang's death, attacks on the Huainan region intensified but nonetheless, Wei could not break through the line of the river defenses erected by Wu, which included the Ruxu fortress.

Sun Quan's long reign is regarded as a time of plenty for his southern state. Migrations from the north and the settlement of the Shanyue increased manpower for agriculture, especially along the lower reaches of the Yangzi and in Kuaiji commandery. River transport blossomed, with the construction of the Zhedong and Jiangnan canals. Trade with Shu flourished, with a huge influx of Shu cotton and the development of celadon and metal industries. Ocean transport was improved to such an extent that sea journeys were made to Manchuria and the island of Taiwan. In the south, Wu merchants reached Linyi (southern Vietnam) and Fu'nan (Cambodia). As the economy prospered, so too did the arts and culture. In the Yangzi delta, the first Buddhist influences reached the south from Luoyang. (See Buddhism in China)


Who won the three kingdoms

The Wei Kingdom’s Demise and the Sima Family’s Rise

When the third emperor of Wei, Cao Fang (reign: 239-254), took the throne at 8 years old, he was assisted by Sima Yi and Cao Shuang. Cao Shuang was arrogant and even imprisoned Empress Dowager Guo.

In 249, while Cao Fang and Cao Shuang went to Gaoping tomb to worship the previous emperor of Wei, Sima Yi went to Empress Dowager Guo and requested removal of Cao Shuang’s family. He then led an army to defeat Cao Shuang.

Sima Yi gained much power and influence and his family grew stronger until it was strong enough to threaten the Wei regime. Cao Fang didn’t dare to suppress the Sima Family.

Cao Wei Kingdom was Succeeded by Jin Kingdom at 266
Eventually, Cao Fang was deposed, after Sima Yi forced Emperess Dowager Guo to ally with him.

In 266, Sima Yan (Sima Yi’s grandson) forced Cao Huan, the last King of Wei, to abdicate, and replaced Wei with the Jin Kingdom.

Shu’s Demise — Surrender to Cao Wei in 263

From 238 to 262, the Shu Han kingdom lunched 11 northern expeditions to attack the Wei kingdom. They won more than they lost, but the wars used up a lot of food, money, and human recourses, which weakened Shu.

In 263, Wei invaded Shu, and Liu Shan, last king of Shu, surrendered to Wei. He was allowed to live out his life peacefully in Luoyang, Wei’s capital.

Wu’s Decline and Demise — Surrender to the Jin Kingdom in 280

In 252, Sun Quan died and his son Sun Liang ascended the throne when he was only 10. From then on the kingdom of Wu headed towards decline.

In 279, the Jin Kingdom mounted a large-scale attack on Dong Wu and won. In 280, Sun Hao, last king of Wu kingdom surrendered.

Thus the Three Kingdoms Period gave way to the Jin Dynasty era


The Problem of the Calendar

Chinese historiographers did not have a calendar with a fix date like the putative date of the birth of Jesus Christ in the Western calendar. During the Warring States period 戰國 (5th cent.-221 BCE), when China was controlled by regional rulers, the year of rule of the kings of Zhou 周 (11th cent.-221 BCE) was the scale of counting time. Yet for the Three Empires, many historians were not able to decide the rule of which emperor should be the orientation scale. The official dynastic history of the Three Empires is compounded of three autonomous books for every empire: Weishu 魏書, Wushu 吳書 and Shushu 蜀書 (together called Sanguozhi 三國志, compiled by Chen Shou 陳壽). Historians from the Jin period 晉 (265-420) counted Cao Cao's rule as the justified because the Jin dynasty had replaced that of the Wei. For the Tang period 唐 (618-907) historian Ouyang Xiu 歐陽修 (1007-1072), the Heavenly mandate was cut off during that time. Sima Guang 司馬光 (1019-1086), author of the univeral history Zizhi tongjian 資治通鑒, used the Wei calendar because the other lords had accepted Cao Pi's rule. Yet the Neo-Confucian demigod Zhu Xi 朱熹 (1130-1200) chose the calendar of Liu Bei as the justified one.


Northern and Southern Dynasties

The Han Dynasty fell in 220, beginning a period of social and political chaos. China splintered into many kingdoms and fiefdoms. The time from 385 to 581 is often called the period of Northern and Southern Dynasties, although the political reality was more complicated than that. For purposes of this article, though, we'll compare north and south China.

A large part of north China came to be dominated by the Xianbei tribe, predecessors of the Mongols. Buddhist monks who were masters of divination became advisers to rulers of these "barbarian" tribes. By 440, northern China was united under one Xianbei clan, which formed the Northern Wei Dynasty. In 446, the Wei ruler Emperor Taiwu began a brutal suppression of Buddhism. All Buddhist temples, texts, and art were to be destroyed, and the monks were to be executed. At least some part of the northern sangha hid from authorities and escaped execution.

Taiwu died in 452 his successor, Emperor Xiaowen, ended the suppression and began a restoration of Buddhism that included the sculpting of the magnificent grottoes of Yungang. The first sculpting of Longmen Grottoes can also be traced to Xiaowen's reign.

In south China, a kind of "gentry Buddhism" became popular among educated Chinese that stressed learning and philosophy. The elite of Chinese society freely associated with the growing number of Buddhist monks and scholars.

By the 4th century, there were almost 2,000 monasteries in the south. Buddhism enjoyed a significant flowering in south China under Emperor Wu of Liang, who ruled from 502 to 549. The Emperor Wu was a devout Buddhist and a generous patron of monasteries and temples.


Decline and end of the Three Kingdoms

From the late 230s tensions began to become visible between the imperial Cao clan and the Sima clan. Following the death of Cao Zhen, factionalism was evident between Cao Shuang and the Grand Commandant Sima Yi. In deliberations, Cao Shuang placed his own supporters in important posts and excluded Sima, whom he regarded as a threat. The power of the Sima clan, one of the great landowning families of the Han, was bolstered by Sima Yi's military victories. Additionally, Sima Yi was an extremely capable strategist and politician. In 238 he crushed the rebellion of Gongsun Yuan and brought the Liaodong region directly under central control. Ultimately, he outmaneuvered Cao Shuang in power play. Taking advantage of an excursion by the imperial clansmen to the Gaoping tombs, Sima undertook a putsch in Luoyang, forcing Cao Shuang's faction from authority. Many protested to the overwhelming power of the Sima family notable of which were the Seven Sages of the Bamboo Grove. One of the sages, Xi Kang, was executed as part of the purges after Cao Shuang's downfall.

Conquest of Shu

The decreasing strength of the Cao clan was mirrored by the decline of Shu. After Zhuge Liang's death, his position as Lieutenant Chancellor fell to Jiang Wan, Fei Wei and Dong Yun, in that order. But after 258, Shu politics became increasingly controlled by the eunuch faction and corruption rose. Despite the energetic efforts of Jiang Wei, Zhuge's prot g , Shu was unable to secure any decisive victory against Wei. In 263, Wei launched a three-pronged attack and the Shu army was forced into general retreat from Hanzhong. Jiang Wei hurriedly held a position at Jiange but he was outflanked by the Wei commander Deng Ai, who force-marched his army from Yinping through territory formerly considered impassable. By the winter of the year, the capital Chengdu had fallen and the emperor Liu Chan had surrendered. The state of Shu had come to an end after forty-three years.

Conquest of Wu

Following Sun Quan's death in 252, the kingdom of Wu went into a period of steady decline. Successful Wei oppression of rebellions in the Huainan region by Sima Zhao and Sima Shi reduced any opportunity of Wu influence. The fall of Shu signalled a change in Wei politics. Sima Yan (grandson of Sima Yi), after accepting the surrender of Liu Shan, overthrew the Wei emperor and proclaimed his own dynasty of Jin in 264, ending forty-six years of Cao dominion in the north. In 269 Yang Hu, Jin commander in the south, started preparing for the invasion of Wu by ordering the construction of a fleet and training of marines in Sichuan under Wang Jun. Four years later, Lu Kang, the last great general of Wu, died, leaving no competent successor. The planned Jin offensive finally came in the winter of 279. Sima Yan launched five simultaneous offensives along the Yangzi River from Jiankang to Jiangling whilst the Sichuan fleet sailed downriver to Jing province. Under the strain of such an enormous attack, the Wu forces collapsed and Jiankang fell in the third month of 280, bringing to a close a century of conflict.


Ver el vídeo: Historia de la Antigua China - Resumen


Comentarios:

  1. Vigar

    Lo siento, pero no se puede hacer nada.

  2. Zulkizahn

    puede llenar el vacío...

  3. Eftemie

    seguramente eres heterosexual

  4. Cole

    Mismo...

  5. Ainsworth

    Notable la información muy divertida

  6. Kaktilar

    Tienes toda la razón. Hay algo en esto y la idea es excelente, lo apoyo.

  7. Gayle

    Encuentro que no tienes razón. Puedo probarlo. Escribe en PM, hablaremos.

  8. Zulkihn

    Esta es una información valiosa



Escribe un mensaje